Uncategorized

Los efectos del CBD en la salud

Efectos del CBD en la salud

El aceite de CBD es un extracto de Cannabis indica o Cannabis sativa, las mismas plantas que producen marihuana seca. Algunos creen que el aceite de CBD puede aliviar el dolor, la ansiedad y el apetito de la misma forma que la marihuana, pero sin sus efectos psicoactivos. El CBD también se ha mostrado prometedor en el tratamiento de ciertos tipos de convulsiones. 

CBD es la abreviatura de cannabidiol, uno de los dos productos químicos, entre la docena del cannabis, que tiene más beneficios para la salud. El otro, tetrahidrocannabinol (THC), crea los efectos psicoactivos descritos como "altos". aceite CDB generalmente no contiene THC, aunque se pueden encontrar trazas de este en productos en algunos estados. 

El aceite de CBD contiene CBD mezclado con un aceite portador inerte como el aceite de coco o el aceite de semilla de cáñamo. El aceite embotellado, llamado tintura, se vende en varias concentraciones. También hay cápsulas de CBD, gomas de mascar de CBD y aerosoles de CBD para rociar debajo de la lengua. 

Beneficios para la salud 

El mecanismo de acción exacto del CBD no está claro. A diferencia del THC, el CBD tiene una afinidad relativamente baja por los receptores cannabinoides del cerebro. Estas son las moléculas a las que se une el THC para desarrollar sus efectos psicoactivos. 

En cambio, se cree que el CBD afecta a otros receptores, incluidos los receptores opioides que regulan el dolor y los receptores de glicina que participan en la regulación de la hormona del "bienestar" y el neurotransmisor serotonina. 

Los defensores afirman que el aceite de CBD puede tratar una amplia gama de problemas de salud, que incluyen: 

  • Akne 
  • Anorexie 
  • Inquietud 
  • Dolor crónico 
  • Depresión 
  • Adicción a las drogas y abstinencia de drogas 
  • epilepsia 
  • Estrella verde (glaucoma) 
  • Bluthochdruck 
  • Schlaflosigkeit 
  • calambres musculares 
  • enfermedad de Parkinson 

A medida que crece la popularidad del CBD, también lo hace la investigación, pero actualmente hay pocos estudios clínicos sobre los efectos del aceite de CBD. Por lo tanto, algunas de estas afirmaciones están mejor respaldadas por estudios que otras. 

Ansiedades 

El CBD se muestra muy prometedor en el tratamiento de la ansiedad, según una revisión publicada en la revista Neurotherapeutics en 2015. Según los investigadores, el CBD mostró poderosos efectos ansiolíticos en estudios con animales, aunque con resultados contrarios a la intuición. 

Con la excepción de algunos estudios, las dosis más bajas de CBD (10 miligramos por kilogramo, mg / kg o menos) mejoraron algunos síntomas de ansiedad. Las dosis más altas (100 mg / kg o más) prácticamente no tuvieron ningún efecto. 

Parte de esta respuesta podría explicarse por la forma en que el CBD funciona en el cerebro. En dosis bajas, el CBD puede actuar como agonista en múltiples sitios receptores, lo que significa que actúa de manera similar a las moléculas circundantes que normalmente se unen al receptor, aumentando la transmisión de señales en estos sitios receptores. Sin embargo, en dosis más altas, demasiada actividad en el sitio del receptor puede tener el efecto contrario y anular los efectos positivos del CBD. 

Uno de los pocos estudios en humanos, que examinó los efectos ansiolíticos del CBD, se publicó en 2019 en la Revista Brasileña de Psiquiatría. En este estudio, 57 hombres recibieron aceite de CBD o un placebo antes de un evento público. La ansiedad se evaluó a través de medidas fisiológicas (como presión arterial, frecuencia cardíaca, etc.) y una prueba relativamente confiable de estados de ánimo, la Escala Visual Analógica del Estado de Ánimo (VAMS). 

Según los investigadores, los hombres que recibieron 300 mg de CBD mostraron menos ansiedad que los que recibieron un placebo. Curiosamente, este no fue el caso de aquellos que recibieron 100 mg o 600 mg de aceite de CBD. 

Sucht 

El aceite de CBD puede ser beneficioso para las personas con adicción a las drogas, como una Revisión de estudios publicados en Substance Abuse en 2015 zeigt. 

En un análisis de 14 estudios publicados (nueve en animales y cinco en humanos), los científicos de la Universidad de Montreal concluyeron que el CBD es prometedor en el tratamiento de personas con adicción a opioides, cocaína o psicoestimulantes. 

Sin embargo, los efectos del CBD en los tipos individuales de adicción a menudo fueron muy diferentes. En la adicción a los opioides, por ejemplo, el CBD tuvo poco efecto en la reducción de los síntomas de abstinencia en ausencia de THC. Para los consumidores de cocaína, metanfetamina y otros psicoestimulantes, por otro lado, el CBD por sí solo pareció ser eficaz para minimizar el comportamiento adicto a las drogas. 

También hay evidencia de que el CBD podría ayudar a tratar la adicción al cannabis y la nicotina. Se necesita más investigación. 

neuralgia 

La marihuana medicinal a menudo se prescribe a personas con dolor persistente (resistente al tratamiento), incluidas aquellas con cáncer terminal. Existe alguna evidencia de que el CBD contribuye a estos beneficios. 

De acuerdo con uno Estudio publicado en Journal of Experimental Medicine en 2012 Las ratas inyectadas con sustancias químicas inflamatorias en las patas traseras experimentaron menos inflamación y dolor neuropático cuando fueron tratadas con una dosis oral e inyección de CBD en la médula espinal. 

Los científicos creen que el CBD alivia el dolor de los nervios al adherirse a los receptores de glicina en el cerebro, que regulan la velocidad a la que las señales nerviosas viajan entre las células nerviosas. 

No se dispone de estudios en humanos que evalúen el uso de CBD en el tratamiento del dolor crónico. Aquellos que existen casi invariablemente contienen THC, lo que dificulta aislar los efectos individuales del CBD. 

La salud del corazón 

El aceite de CBD puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca al reducir la hipertensión (presión arterial alta) en ciertas personas, como una Estudio publicado en JCI Insight en 2017 sugiere. 

Para este estudio, nueve hombres sanos tomaron 600 mg de CBD o la misma dosis de uno. Los placebos una. Según los investigadores, los tratados con CBD tenían una presión arterial más baja antes y después de la exposición a estímulos de estrés (incluido el ejercicio o el frío extremo). 

Además, el volumen sistólico (la cantidad de sangre que queda en el corazón después de un latido) se redujo significativamente, lo que significa que el corazón bombea de manera más eficiente. 

Los resultados sugieren que el aceite de CBD puede ser una terapia complementaria adecuada para las personas cuya presión arterial alta se ve dificultada por el estrés y la ansiedad. Sin embargo, no hay evidencia de que el aceite de CBD pueda tratar la presión arterial alta por sí solo o prevenir la presión arterial alta en personas en riesgo. Si bien se sabe que el estrés empeora la presión arterial alta, no puede causar presión arterial alta. 

convulsiones 

En junio de 2018, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) aprobó Epidiolex, una solución oral de CBD para el tratamiento de ciertas formas raras de epilepsia en niños menores de 2 años: síndrome de Dravet y síndrome de Lennox-Gastaut. Ambas son enfermedades genéticas extremadamente raras que causan convulsiones catastróficas de por vida que comienzan en el primer año de vida. 

Fuera de estas dos condiciones, la efectividad del CBD en el tratamiento de las convulsiones es incierta. Incluso con Epidiolex, no está claro si los efectos anticonvulsivos se deben al CBD oa algún otro factor. 

Existe evidencia de que el CBD interactúa con medicamentos anticonvulsivos como Onfi (Clobazam), aumentando sus niveles en la sangre.

posibles efectos secundarios 

La investigación clínica ha demostrado que el aceite de CBD puede causar efectos secundarios. La gravedad y el tipo pueden variar de persona a persona. 

Los síntomas comunes son: 

  • Inquietud 
  • Cambios en el apetito 
  • Becaungsschwankungen 
  • diarrea 
  • Mareos 
  • Somnolencia 
  • Boca seca 
  • náusea 
  • Enfermedad 

El aceite de CBD también puede aumentar los niveles de enzimas hepáticas (un indicador de inflamación del hígado). Las personas con enfermedad hepática deben usar el aceite de CBD con precaución, preferiblemente bajo la supervisión de un médico que pueda controlar los niveles de enzimas hepáticas en la sangre con regularidad. 

El aceite de CBD debe evitarse durante el embarazo y la lactancia. Uno Estudio de la Academia Estadounidense de Pediatría de 2018 advirtió a las mujeres que no consumieran marihuana durante el embarazo, ya que conlleva riesgos potenciales para el desarrollo del bebé. Aunque no está claro cómo el CBD contribuye a esto, se sabe que el CBD puede cruzar la barrera placentaria. 

Si está considerando usar aceite de CBD para tratar un problema de salud, es importante que hable con su médico para asegurarse de que sea la opción adecuada para usted. 

Debido a que algunos aceites de CBD contienen trazas de THC, evite conducir u operar maquinaria pesada mientras toma aceite de CBD, especialmente al comenzar el tratamiento o al usar una nueva marca. 

interacciones 

El aceite de CBD puede interactuar con ciertos medicamentos, incluidos algunos que se usan para tratar la epilepsia. El CBD actúa bloqueando una enzima llamada citocromo P450 (CYP450) que metaboliza ciertos medicamentos. Al afectar al CYP450, el CBD puede aumentar la toxicidad de estos medicamentos o disminuir su efectividad. 

Las posibles interacciones con el CBD incluyen: 

  • Medicamentos para los latidos cardíacos irregulares, como quinidina. 
  • Anticonvulsivos como Tegretol (carbamazepina) y Trileptal (oxcarbazepina) 
  • Medicamentos antimicóticos como Nizoral (ketoconazol) y Vfend (voriconazol) 
  • Fármacos antipsicóticos, como Orap (pimozida) 
  • Antidepresivos atípicos como Remeron (mirtazapina) 
  • Sedantes de benzodiazepinas como Klonopin (Clonazepam) y Halcion (Triazolam) 
  • Medicamentos inmunosupresores, como Sandimmune (ciclosporina) 
  • Antibióticos macrólidos como claritromicina y telitromicina 
  • Medicamentos para la migraña como Ergomar (ergotamina) 
  • Analgésicos opioides como Duragesic (fentanilo) y alfentanilo 
  • Medicamentos a base de rifampicina utilizados para tratar la tuberculosis 

Muchas de estas interacciones son leves y no requieren ajustes de tratamiento. Otros pueden necesitar reemplazar el medicamento o posponer su toma durante varias horas. 

Para evitar interacciones entre medicamentos, informe a su médico y farmacéutico sobre cualquier medicamento recetado, de venta libre, a base de hierbas o recreativo que esté tomando. 

Posología y preparación 

No existen pautas para el uso adecuado del aceite de CBD. El aceite de CBD generalmente se administra por vía sublingual (debajo de la lengua). La mayoría de los aceites se venden en botellas de 30 mililitros (ml) con tapón gotero. 

Actualmente no existe una dosis "correcta" de aceite de CBD. Dependiendo de las necesidades individuales y de la enfermedad a tratar, la dosis diaria puede oscilar entre 5 y 25 mg. 

La parte complicada es calcular la cantidad exacta de CBD por mililitro de aceite. Algunas tinturas tienen una concentración de 1.500 mg por 30 ml, mientras que otras contienen 3.000 mg por ml (o más). 

Cómo calcular la dosis de CBD 

Para determinar la dosis exacta de CBD, tenga en cuenta que cada gota de aceite equivale a 0,05 ml de líquido. Esto significa que una botella de 30 ml de aceite de CBD contiene alrededor de 600 gotas. Si la concentración de la tintura es de 1.500 mg / ml, una gota contendría 2,5 mg de CBD (1.500 mg ÷ 600 gotas = 2,5 mg). 

Para usar aceite de CBD, coloque una o más gotas debajo de la lengua y mantenga la dosis allí durante 30 a 60 segundos sin tragarla. Las cápsulas y las gomitas son más fáciles de dosificar, pero suelen ser más caras. También se encuentran disponibles aerosoles sublinguales de CBD. 

Que buscar 

El aceite de CBD está disponible como aceite de espectro completo o en forma de aislados de CBD. A diferencia de los aislados que solo contienen CBD, los aceites de gama completa contienen una variedad de compuestos que se encuentran naturalmente en la planta de cannabis, que incluyen proteínas, flavonoides, terpenos y clorofila. Los profesionales de la medicina alternativa creen que estos compuestos tienen mayores beneficios para la salud, aunque no hay evidencia clara que lo respalde. 

Recuerde: debido a que los aceites de CBD no están regulados en gran medida, no hay garantías de que un producto sea seguro o efectivo. 

De acuerdo con uno Estudio de 2017 en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense solo el 30,95% de los productos de CBD vendidos en línea estaban correctamente etiquetados. La mayoría contenía menos CBD de lo anunciado, mientras que el 21,43% contenía cantidades significativas de THC. 

Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a encontrar el mejor aceite de CBD: 

Compre aceite de CBD alemán. El aceite de CBD de fabricación nacional es más seguro. 

Elija orgánico. Las marcas que están certificadas como orgánicas tienen menos probabilidades de entrar en contacto con pesticidas y otros químicos dañinos. 

Lea la etiqueta del producto. Incluso si elige un aceite de rango completo, no asuma que todos los ingredientes en la etiqueta del producto son naturales. Puede contener conservantes, aromatizantes o diluyentes que no necesita o no desea. Si no reconoce un ingrediente, pregúntele al vendedor qué es o averigüe más en Internet. 

¿Son el aceite de CBD y el aceite de cáñamo lo mismo? 

No necesariamente. Si bien algunas personas usan los términos indistintamente, también pueden referirse al aceite de semilla de cáñamo, que se usa principalmente en productos para cocinar, producir alimentos y para el cuidado de la piel. El aceite de CBD está hecho de hojas, tallos, Capullos y flores elaborado a partir de la planta Cannabis indica o Cannabis sativa y debe contener menos del 0,2% de THC. El aceite de cáñamo se elabora a partir de semillas de Cannabis sativa y no contiene THC. 

5/5 (Revisión 1)

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.